Mi Fabrica de Cuentos Mi nube, mamá. Cuento para soñar. - Mi Fabrica de Cuentos

cuentos infantiles de ines diez

24

Abr

2014

Mi nube, mamá. Cuento para soñar.

Dibujo infantil como  niña con nube en el cielo

¿Tu tienes una nube en el cielo?

 

MI NUBE MAMÁ
Era una preciosa tarde de primavera. Justo después del colegio.
Susi jugaba a la pelota en el jardín de su casa con Laura, su mamá. Al mirar al cielo comenzó un bonito juego.
-¡Nina mira, una nube elefante! Exclamó contenta mirando al cielo.

-Sí, qué bonita y qué morro  más grande tiene, ¿verdad?

Susi soltó su pelota.
-Mamina, ahora voy a dibujar. Se me ha ocurrido una cosa.
-Muy bien Susi, contestó su madre.

Susi se metió en su cuarto durante un largo rato.
Paula estaba preparando la cena cuando Susi irrumpió de pronto en la cocina con el gran alboroto de sus zapatitos taconeando.
-Mira mamá, he pintado una nube caracol. Voy a colgarla en el cielo. ¿Me dejas tu escalera? ¿Me ayudas?
-Cariño, no se puede colgar una nube en el cielo. No hay escalera tan larga.
-Mamá, creo que no sabes bien las cosas del cielo. Hay nubes y nubes.
-Mira Susi las nubes son el humillo claro de tus bañitos que sube alto y llega hasta el techo, después se escapa y se va al cielo.
Es el vapor de agua. Arriba, ese vapor se junta y la nube se dibuja.

-Mami sí. Pero las nubes animal las colocan los niños ¿Es que no lo sabías?
-Susi. Es tarde, mañana hablamos. Tenemos que cenar y dormir. Guarda bien tu cielo y tus nubes. De momento te las colgaré en tu habitación.
-Mañana se lo volveré a decir, pensó nuestra pequeña amiga desilusionada.

Susi esa noche se acostó algo inquieta, preocupada, ¿cómo colgaría su nube en el cielo? Pensando y pensando se quedó dormida.

Una mañana soleada Susi jugaba con su cometa de colores. Al posarse una mariquita en su brazo, se despistó, aflojó el cordel. Una corriente fuerte de aire se llevó la cometa de sus pequeñas manitas. Salió volando. Lejos, muy lejos.
De repente, se le ocurrió una idea. Cogió su nube y se la ofreció al maravilloso y brillante cielo. Cielo la cogió, al igual que su cometa. Allí, muy bonita, quedó colgada.

A la mañana siguiente, al despertar, Susi fue corriendo a la ventana pero no vio la nube.

-¡Susiiii, a desayunaaaar!- gritó su madre desde la cocina. Susi bajó la escalera y se sentó a la mesa. Fue comiendo las galletas muy poco a poco, pensativa, silenciosa.
-Susi, ¿Qué te pasa?- Dijo Laura extrañada.
-Mamá, ayer colgué mi nube en el cielo y no la encuentro, se me ha perdido-dijo llorando.
-Susi. No se puede colgar una nube en el cielo. Lo has soñado.-Explicó Laura
-No lo he soñado,-contestó susi enfadada.
-Bueno. Esta tarde nos iremos a merendar a la ermita y la buscaremos. Desde allí se ve muy bien el cielo.- Dijo Laura cariñosamente.

Paula estaba regando las rosas cuando llegó el autobús de la ruta del colegio.
-Piiiii. Piiiiii.- Inconfundible su llamada.

-Hola Susi, ¿Todo bien?
-Sí mamá. Hemos estado recortando. Vamos a fabricar marionetas para el teatro.- contó susi entusiasmada.- Tengo hambre, ¿qué hay para comer?

-Espaguetis.
-¡Qué bien!

Susi, cansada, mientras enredaba inútilmente las movidas serpientes en el tenedor, se quedó mirando al cielo y…comenzó de nuevo una bonita conversación con su madre.

-¡Mira mamá! ¡Allí, allí está mi nube!- gritó Susi entusiasmada!
-¿Si?, enséñamela.
-Que bonita es la nube Susi. Me alegro mucho, muchísimo de que tengas tu nube.
-¿Ves mamá como yo si entiendo las cosas del cielo?
-Ya lo veo Susi. Seguro que el viento la arrastra y se la enseña a todo el mundo.
-¡Sí! Exclamó Susi orgullosa.
-Esta noche se la enseñaremos a papi, le gustará.           FIN  

 Autora: Inés Díez Rodríguez

Ilustración:   Inés Díez Rodríguez

¿Juegas? Falta un pedacito de palabra.
¿La encontrarías si te lo leo dos veces?
La primera vez escucha
La segunda requeteescucha y… ¡dímela!
Y…si necesitas la tercera. Seguro, seguro que sí la encuentras.
Pero si necesitaras de una cuarta… ¡ánimo, que tu lo sacas!
Si no lo encuentras, será que te gustan demasiado las artes y quieres verlo mejor pintado. Levanta pues mi ventana. Esta vez sí que lo captas.
Las …bes son, ese humo calentito de tus bañitos.
Sube muy alto llega hasta el techo,
Después se escapa llegando al cielo.

Es, vapor de agua. Nadie lo atrapa.
Nadie lo engancha y se escapa

Arriba, alto muy alto todo se junta
Y… en el cielo una nube se dibuja.

Autora: Inés Díez Rodríguez

Ilustración:   Inés Díez Rodríguez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios para la entrada “Mi nube, mamá. Cuento para soñar.”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)