Mi Fabrica de Cuentos ¡Sorpresa! Cuento para mamis. - Mi Fabrica de Cuentos

cuentos infantiles de ines diez

23

Nov

2012

¡Sorpresa! Cuento para mamis.

mosaico hospital la paz mujerYo soy una de esas mamis que no han abandonado del todo a ese niño interior que todos tenemos, es más, creo que soy su mejor amiga. De vez en cuando me gusta soñar y pensar que todo es PERFECTO. Mimi, lee mi  cuentito a tus peques y sabrás porqué lo digo. Espero que os guste. Debería esperar hasta el día de la madre, pero… creo que ese día es TO-DOS-LOS-DÍ-AS.  Muchos besos familias.

MAMI MAMITA
Una tarde de invierno, mamá está haciendo la cena para “sus chiquis”, como les llama.

Jaime trastea, se sube a la silla para meter el dedo en el azúcar, se cae y llora.

Mami, en un descuido por coger a Jaime, vuelca el aceite hirviendo de freir las croquetas y se quema los deditos de las manos. ¡Qué daño! Pero mamá es fuerte y aguanta como puede.

Viene el médico, le cura las manitas y se las deja vendadas. Mamá está triste, casi llorando, no puede hacer las cosas sin sus manitas.
Papá la anima, la recuerda que el médico la ha dicho que los dedos quedarán perfectos, ¡eso es lo importante! Solo es cuestión de calma.

Rodrigo, el mayor de los hermanos, se da cuenta de que… esta vez… hay que cuidar a mamá.

Papi cocina por las noches: ¡Bien, toca tortilla de chocolate! Uno de sus inventos, para que cenemos rápido y bien. Se cree que no nos damos cuenta.

Rodri ayuda con la compra, pues es fuerte. También se ocupa de vestir a los peques. Eso sí, si se dejan los “pillastres malandrines”. A veces son como un terremoto, ó dos, ó tres…

María ayuda con las camas, las estira muy bien y…. luego, con sus peluches, forma una torre alta, alta, altísima, como las pirámides de Egipto. ¡Qué bonito queda! ¡Está chuli!.

Esta semana limpia el polvo Rally, nuestro gato, con un plumero atado en el rabo: idea de Rodri, claro. Sirki , el perro, procura no ladrar fuerte para que mamá esté bien tranquila . ¡Hay que ver qué listo es para ser un animal! De vez en cuando, se acerca y le lame los pies, como si quisiera curarla. ¡Que bueno es mi perro!

Un pajarillo se cuela por la ventana y pía, revolotea y canta a mamá. ¡Esto es increíble! ¿También quiere alegrarla?

El pequeño Sami, de 2 añitos, también sospecha que algo pasa; no sabe bien lo que es, pero procura no sacar tantos juguetes y de vez en cuando…sonríe a mamá. No está dando brincos por la casa, no. Se tumba con Sirki a “leer” sus cuentitos, y después…¡¡¡ los guarda!!! ¡Esto si que es un milagro!

Mamá le mira con mucho cariño y piensa: ¡Con lo pequeño que es y también sabe ayudar!

Mamá a veces se aburre y… piensa, piensa y requetepiensa… los cuentitos que contará por la noche, canciones entretenidas para el peque, adivinanzas, comidas fáciles para papi (”el gran cocinero” de la casa) y… sobretodo, que no falte nada en la lista de la compra.

María escribe la lista de la compra, entre la fruta y el café, escribe: “monedas de chocolate, refresco de limón” ¡Qué cara! Pero nadie se da ha dado cuenta y esta noche… ¡Chuches para todos! ¡Qué buen equipo ¡

María le da la moneda de choco más grande a mamá, la sonríe y… ¡qué abrazote! ¡Qué mimosa es!

Mamá la dice: ya ves María, las mamás nos tenemos que cuidar mucho, mucho para poder atender a la familia, y además, nos tiene que quedar mucho tiempo para aprender, jugar divertirnos y… muchas cosas más.

Mamá le dice a papá: “nosotros siempre preparamos planes divertidos para todos”. Pero papi, esta vez, los chicos se han portado muy, muy requetebien. Pensaremos algo muy especial, mañana me quitan las vendas y estaré curada.

Papi le dice a mamá: “¡Tú si que eres especial! ¡Siempre pensando en todos!”. ¿Patinamos sobre hielo? ¿Una hamburguesita?
¡Qué guay!

 

 

 

No hay comentarios para la entrada “¡Sorpresa! Cuento para mamis.”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)