Mi Fabrica de Cuentos Soy un fantasma, mamá. - Mi Fabrica de Cuentos

cuentos infantiles de ines diez

01

Ago

2014

Soy un fantasma, mamá.

 

imagen del dibujo color fantasma choco

Fantasma Víctor

SOY UN FANTASMA, MAMÁ
Soy Inés una mamá parlanchina. Me gustan los cuentos. Tengo dos hijos Beatriz con 11 años y Víctor con 6. Son niños alegres y bastante moviditos, por cierto. Se divierten, ya lo veréis.
Nos vamos a casa del primo David. Ha llamado por teléfono, está aburrido y quiere que vayamos a jugar un rato.
Vivimos cerca, pero hay que coger el coche. Colmenar Viejo ya va siendo un pueblo grande y, al fin y al cabo, vivimos de punta a punta.

De algo hay que hablar cuando se viaja ¿no? Ésta fue la sugerente conversación que tuvimos durante el pequeño recorrido ¡Bien se merece un cuento!

Mami -¡Venga, meteros en el coche! Llegaremos tarde.
Bea y Víctor -Ya vaaaamos.

Víctor – Mamá quiero ser un fantasma en Fantasmar.
Mamá -¿Qué es eso de Fantasmar?
Víctor – Pues…ése parque dónde viven los fantasmas.

Bea -Pero si eres un fantasma no puedes vivir. Dijo preocupada.
Víctor – Yo sería un fantasma especial. Yo vivo, pero tengo un poder; cuando quiero me convierto en un fantasma.
-Atravieso los cristales ¿sabes?
Bea -Pues yo me metería dentro de una rueda de coche para poder rodar rapidísimo.
Víctor -Yo entraría dentro del cuerpo de mamá para ver como es un corazón.
Bea – Yo entraría en un establo para ver nacer un ternerito. Son tan lindos….
Víctor -Yo entraría en los portales y en las casas de mis amigos. Pintaría con ellos un cuento de un marciano que va a Marte a buscar a su familia. Marciano no encuentra a nadie y regresa conmigo a la tierra. Sería mi mejor amigo. Siempre lo llevaría escondido en mi mochila.

Beatríz corta rápidamente a Víctor.Si por él fuera estaría hablando hasta el infinito y mucho más allá.

imagen dibujada del fantasma chica

Fantasmita Beatr

Bea – Yo sería un fantasma bueno.

-Cogería los juguetes que pierden los niños y por la noche los dejaría en su casa, cerquita de ellos.

Mami -Bea echas de menos a tu ratoncito Miguel ¿Verdad?
Bea -Sí mamá mucho.

Beatríz siempre ha sido “muy sentida”. Víctor se da cuenta de que Bea se pone algo triste. Rápido interviene diciendo…

Víctor -A lo mejor es un fantasma pequeñín y no se ha perdido Bea. Cualquier día viene a verte y se queda contigo.

Víctor, como de costumbre,” piensa en lenguaje bravucón”. Es genial para las trastadas. Es un niño inquieto. Que inventa cualquier “discurrimiento”

Víctor – Pues yo sería el fantasma más malo. Me metería en las tiendas. Cogería todos los juguetes, ¡y el dinero! compraría muchas cosas.

A mamá esto que escucha no le gusta nada, pero nada de nada. Sin enfadarse pero molesta, dice, cambiando la voz:

Mami – ¿Y si viene el rey Fantasgorón y te quita tu poder de fantasma?
Mamá nos deja sorprendidos sin saber que decir.
-Fantasgorón sabe que los seres más peligrosos son: los mentirosos, los que ocultan las cosas y los que quieren tener todo lo que no les corresponde.

Víctor y Bea gritan: ¡ya hemos llegado!
Víctor -¡Saca la pelota nueva! Se la enseñaré a David. Beatríz ,“porfi…”
Mami -¡Espera! No abras la puerta. Todavía no ha parado en coche. ¿No lo ves, señor inconsciente?
Víctor -Sí (dice Víctor bajito).
Bea -Dame las llaves mamá yo cierro el coche.
Mami -Si Bea pero… coge tu cartera.

Mamá llama a la puerta.

Mami – ¡Hola Tía Ester!, ¡hola David! -Dejadme un segundín que voy corriendo al baño.

Me encierro en el baño para que no me molesten. No voy a hacer pis, no. Escribo cuatro frases de la conversación fantasmagórica del coche, perdería el hilo del cuento.

Mamá piensa para sus adentros:

– Esta noche escribiré esta historia. Que no se me olvide ni un detalle.
– Mañana la podremos contar a papá y a los abuelos.
– Es divertida.
– Que nunca se olvide.
– ¡Que no se pierdan nuestros fantasmas!

FIN

En cualquier momento surgen los cuentos y los sueños. Ya lo veis.

Me hace ilusión pensar que he capturado un instante de vida.

Cuando Bea y Víctor sean mayores lo encontrarán encerrado en el baúl de mis cuentos.

Una conversación olvidada, de un breve tiempo vivido y quizás perdido entre mil recuerdos de chiquitines.

– ¿Sugerirá algo éste cuento a mis hijos?
– Yo sé que sí.
– Todo lo que encierra cariño “llega.”

Autora: Inés Díez Rodríguez

Ilustración: Inés Díez Rodríguez

 

No hay comentarios para la entrada “Soy un fantasma, mamá.”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)