Mi Fabrica de Cuentos Cuento solidario: Mi cuerpo es mi tesoro. La mano roja. - Mi Fabrica de Cuentos

cuentos infantiles de ines diez

11

Mar

2022

Cuento solidario: Mi cuerpo es mi tesoro. La mano roja.

Holaaaa.

Buenos días.

Tenía ganas ya de subir a la Fábrica éste cuento.

Léelo con mamá porque la gustará muuucho compartirlo contigo.

Tengo 2 hijos de 7 y 11 años con los que jugar, aprender, compartir…, lo escribí para ellos, lo leí con ellos y pasamos un buen rato.

Espero de todo corazón que a vosotros,  super-leyentes, os pase lo mismo.

Un abrazo.

Muac. Muac.

Autora:Inés Díez Rodríguez.

Dibujos: Inés Díez Rodríguez.

 

MI CUERPITO, MI TESORO. LA MANO ROJA

Era verano. Un día calurosísimo. Clara y Carlos no podían salir. Se quedaron en casa, porque allí estarían más fresquitos. En el patio de la casa sacaron una mesita y se pusieron a recortar, empapelar y pintar.

Al acabar fueron a buscar a su mamá, y comenzó una curiosa conversación.

__ ¡Mira, mira, mamá!, somos regalitos. –gritó Clara mientras se recolocaba su precioso disfraz–

__ Es verdad. ¡Qué bonitos sois!

__ Mamá, mi cuerpito es un regalo que tiene princesas, coronas y le he puesto lazos dorados y azules.

__ Es precioso Clara. Carlos, ¿y el tuyo?

__ El mío es un tesoro y lleva monedas, medallones, lazos rojos y ¡camioneees!

__ ¡Qué original Carlos! ¿Sabéis una cosa? Vuestro cuerpito es un gran tesoro, que encierra cosas bonitas y buenas. ¿Qué guarda tu cuerpito, Clara?

__ Guarda lo guapa que soy.

__ Sí, claro. Tengo unos hijos guapísimos. Ja,ja,ja,ja.

__ El mío guarda las cosas que digo y mis luchas de piratas.

__ Si y el mío guarda todo lo que quiero a mamá, papá y a todos.

__ Muy bien, chicos. Bueno, yo creo que vuestro cuerpito guarda lo importante que sois y que seréis mañana.

__ Y tu cuerpito, mamá, ¿qué guarda?

__ Huy, guarda los cuentos que escribo. Guarda lo que os quiero, a ti, mi muñeca y a ti, mi príncipe. Guarda ilusiones y deseos. Y sobre todo me guarda a mí, me protege, y da cariño a los demás.  Eso espero, que guarde muchas muchas cosas buenas. Todavía lo tengo que descubrir, ¿sabéis?

Bueno chicos, debéis saber algo importante: que nadie toque los lacitos, que nadie estropee esos regalos tan chulos. Que nadie juegue y toque vuestros cuerpitos. Solo son vuestros.

__ Sí, son preciosos, mamá. Los vamos a guardar muy bien, ¿verdad Clara?

__ ¡Así me gusta! Y si hubiera una mano mala, loca, loca, que quisiera tocarlos, se atreve a romperlos o hacerles daño. ¡¡CONTADLO!!.  ¡¡¡ Hay que contarlo todo!!! Nunca hay que callarse, ni siquiera aunque te digan que es un secreto. Así, podréis quitar el daño y el dolor de esa mano loca.

El que te hace guardar secretos que te hacen sentir mal, no se porta bien. Si fuera algo bueno se podría contar, claro está, y ya no sería un sucio secreto. A no ser que …sean secretillos divertidos, como los juegos que tanto nos gustan. ¡Cuidado con los secretos!

__ ¡O una fiesta sorpresa!, como la de mi amiga Olga.

__ Muy bien Clara

__ O esconder el tesoro de las monedas de los piratas…y luego buscarlas.

__ ¡¡¡Siiii, Carlos!!!  Esos son secretos juego que nos divierten y nos hacen felices. ¡Esos sí valen! Esos siempre se revelan. Ja,ja,ja.

 

Yo un día me disfracé de bola de golosinas y caramelos, ¿sabéis? Lo hice con la ayuda de mi abuelita. Mi abuela me contó una historia. Era sobre una mano loca que hacía daño.

__ Es un disfraz tan bonito que todo el mundo lo querrá — me dijo la abuela–, ten cuidado para que no te lo roben, ni te lo toquen. “

__ Abuela, no digas eso, no me metas miedo– le dije yo—

__ No es miedo, cariño –me contestó tranquila–, es prudencia. Solo quiero protegerte y que nadie te asuste o dañe. Te lo cuento porque… yo conocí una mano loca.

__ ¿Loca? — le pregunté inquieta.

__ Sí, una mano que cuando me tocaba, no me gustaba. Una mano que acariciaba y me tocaba muy distinto a como lo hacía mamá. Una mano que quería algo que no entendía. Una mano que me ponía nerviosa. Una mano que a veces me hacía llorar. ¿Quiere hacerme daño?, me preguntaba y no lo sabía bien.

__ ¿Y qué hiciste, abuela? –- le pregunté–.

__ Se lo conté a mi madre y a mi tía.

__ ¿Qué hicieron ellas?

__ Llamaron a la policía. Se llevaron la mano a juicio. La metieron en la cárcel. Y a mí se me pasó el miedo. Ahora soy capaz de sonreír, ya lo ves – dijo mi abuela–.

__ ¿Dónde está la mano ahora, mamá? – me preguntó Clara, preocupada por la abuela.

__Se fue para siempre.

__ ¿Seguro? –preguntó Carlos–.

__ Segurísimo, se lo pregunté de pequeña en mi carta a los Reyes Magos, ¿sabéis? Me dejaron una nota. Es preciosa, la he guardado de recuerdo. La buscaré y os la enseñaré. Me contaron muchas cosas. Ja,ja,ja. Ese año me regalaron un disfraz precioso de princesa, con corona de plata y zapatitos de cristal. ¡Ah, y una bicicleta con ruedines!

__Bueno chicos, acabemos, vamos a poner luces al disfraz del carnaval.

__¡Síííííííí! ¡Qué «ideota»!

__Ja, ja,ja,ja.

 

¿Cómo preparar a una madre para que sus hijos no sean lastimados? PREVENIR es lo único que se me ocurre.

  • un niño alertado (ante el engaño, el dolor, amenazas…)
  • un niño que sepa que ante todo LE VAN A CREER.
  • una madre instruida en cómo tratar estos temas difíciles: ¿cómo, qué decirles?

DESDE LA MÁS TEMPRANA EDAD QUE SE PUEDA.

  • Signos de prevención ,“alertas”…

Claro que…, sería importante instruir a la sociedad: profesores, médicos, enfermeras…

A veces, el abusador está tan integrado y es tan cercano a la familia que parece increíble.

Este es un cuento solidario que pretende proteger en la infancia. Mamá «paséate» por este cuento con tus hijos.

A lo mejor, este medio cuento surgido del miedo y del amor a la vez, tiene sentido, puede ayudar a otros niños….

Como veis me gusta escribir cuentos. Llegan al corazón antes que una “charleta”. Aunque éste es especial. Estoy en ello.

Si alguien te daña y toca o rompe tu cuerpito, tu regalo, tu cofre del tesoro, cuéntalo, solo así podrás pararlo.

Evitando secuelas

APRENDÍ A DEFENDERME,  CONTÁNDOLO A QUIEN SÍ PODÍA PROTEGERME.

Hasta pronto.

 

No hay comentarios para la entrada “Cuento solidario: Mi cuerpo es mi tesoro. La mano roja.”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Comentarios recientes