Mi Fabrica de Cuentos El diario de Nina: suceso importante. - Mi Fabrica de Cuentos

cuentos infantiles de ines diez

01

Jun

2022

El diario de Nina: suceso importante.

Vivaces praderas amarillas

Cañada en colmenar Viejo

20 de abril del 2020.

He salido a dar una vueltecilla a Kira, mi perra, por la cañada, en Colmenar Viejo. Está rodeada de maravillosos prados.

¡Guaooo! Estoy en la gloria.

Madre tierra ha explosionado su primavera para asombrarnos. Lo consigue. ¡Impresionante!

Los prados verdes se han convertido en mullidas alfombras de un atractivo amarillo arrollador que energetizan mi corazón al instante.

Son las Mostacillas, bailan al sol.

7 de mayo.

La alborotada y caprichosa primavera ha cambiado sus tonos, aflojaron los amarillos para dejar paso a las moradas praderas. ¡Alucinante regalo!

Hay que agradecérselo al amable Cantueso, que además, deja hueco a las dispersas margaritas. Al viento juegan.

He tenido ganas de quedarme ahí y no aparecer por casa, pero en fin, había que volver.

18 de mayo.

¡Qué narices! ¡Si no hay Amapolas! Ahora me doy cuenta. ¿Se han borrado del mapa? ¿Será que no han brotado?

No será  aún su época.

21 de mayo.

Se apaga el malva de las praderas y aún no sé nada de las Amapolas. Estoy preocupada.

Moradas praderas

23 de mayo.

Echo mucho de menos a la imperiosa Amapola. No han salido a bailar con las Margaritas.

Las praderas se convierten en  pajizas, el color malva se va apagando. ¡Qué penilla!

25 de mayo.

Nada, no aparecen. Bueno sí, alguna hay dispersa.

Creo firmemente que están defraudadas. Éste año no nos han querido regalar con su fuerza y su apasionada viveza. No me extraña, somos parásitos, absorbemos los recursos de la madre tierra y la dañamos conscientemente. Un delito.

Las amapolas están en huelga. No han querido brotar. Esconden su potente esplendor. Continúan invernando bajo el mantillo. No quieren el contacto con el humano invasor.

“No muerdas la mano que te da de comer”(refrán).

Espero que podamos firmar la Paz con Madre Tierra.

Espero que no sea tarde.

Espero que las amapolas nos vuelvan a sonreír,( no sé si darlas las gracias por “darnos este gran tirón de orejas”).

La verdad, este año se han llevado una parte de mi alma.

Y es que es verdad, no se muerde la mano del que nos da de comer.

Autora Inés Díez Rodríguez.

Fotografía Inés Díez Rodríguez.

No hay comentarios para la entrada “El diario de Nina: suceso importante.”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Comentarios recientes